La energía del bebé: ¿Cuándo debo preocuparme? ?>

La energía del bebé: ¿Cuándo debo preocuparme?

¿No se cansa? En múltiples ocasiones surge esa pregunta en los familiares de un bebito. Es realmente complicado que se cansen los pequeños, es como si tuvieran reservas extras de energía.

Luego de los primeros meses, en los que pasan la mayor parte del tiempo durmiendo, lo bebés no dan tiempo al descanso. En ocasiones los padres se preocupan de esa incontenible energía de los pequeños, tal vez porque no logran mantener el ritmo.

Cuando los niños son especialmente activos los padres temen que el bebé sufra de hiperactividad o déficit de atención.

 

Esa energía que no se acaba

Por lo general los especialistas tienden a calmar a los padres que asisten por la incontenible energía del pequeño. En la mayoría de los casos los bebés no padecen de déficit de atención e hiperactividad, simplemente son niños, y como tal tienen energía de sobra.

Por otro lado, la generalidad muestra que en los niños menores de cinco años no se les puede diagnosticar dicho padecimiento, aunque no es menos cierto que en la actualidad ya se han encontrado varios casos de niños con menos de 5 años que sufren de hiperactividad.

Una de las razones que puede hacer que tu bebé no se agote es que no realiza actividades que lleven un alto gasto de energía. Prueba con jugar con él, pero juegos que lo hagan sudar. Quizás la más agradable de las opciones es el baile. Pon música en la casa y baila con él. Escoge una música bien movida: por lo general los ritmos latinos son los mejores.

También puedes intentar actividades más tranquilas y que requieran concentración. Los juegos de armar, como el lego o los rompecabezas, son ideales. Del mismo modo puedes hablarle, para que se detenga a escucharte y tú lo escuches a él.

De todas formas, no te preocupes. Si el exceso de energía afecta a áreas como el sueño o la alimentación, siempre puedes recurrir a tu pediatra.


Comments are closed.